miércoles, 24 de febrero de 2021

HOMENAJE AL EX RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE EL SALVADOR, DR. FABIO CASTILLO FIGUEROA.

El siguiente trabajo de Antropogénia, es un adendum para el libro de Tirso Canales, Origen, Evolución y Expansión de la Especie Humana en la Tierra, (Editorial Universitaria 2012). Ha sido preparado por el autor como un homenaje especial para conmemorar el 91 aniversario del nacimiento del Dr. Fabio Castillo Figueroa, Ex Rector de la Universidad de El Salvador, 10 de marzo de 1920 / 4 de noviembre de 2012.

 


 Con mucho cariño y recuerdos amistosos realizo este trabajo, como ya dije, dedicado al Ex Rector de la UES, rememorando uno de sus sueños más queridos que se expresaba en que la Universidad de El Salvador, que dirigió en dos oportunidades históricas, realizara investigación científica e impulsara el desarrollo académico-cultural universitario, a fin de ayudar en la práctica real a las soluciones de los problemas científicos e histórico-sociales de nuestro país. En todo caso no perdamos la esperanza de que de la Universidad de El Salvador o de otras tantas que existen en el país, surjan investigadores y científicos que llenen el vacío que denunciara, quien fue uno de los máximos visionarios del desarrollo de la Reforma Universitaria de El Salvador, a partir del año 1963.

SÍNTESIS EVOLUTIVA NATURAL-SOCIAL DE UN PERIODO DEL DESARROLLO DE LA ESPECIE HUMANA A PARTIR DEL PLIOCENO.

 Lea el articulo completo en  www.tirsocanales.com

lunes, 1 de febrero de 2021

HOY 1° DE FEBRERO, SE CUMPLEN 89 AÑOS DEL FUSILAMIENTO POR LOS MILITARES DE FARABUNDO MARTÍ Y LOS CAMARADAS ALFONSO LUNA Y MARIO ZAPATA.

¡HONOR Y GLORIA A NUESTROS MARTIRES!

LAS ULTIMAS PALABRAS PRONUNCIADAS POR FARABUNDO MARTÍ EN 1932 ANTE EL PAREDON DE FUSILAMIENTO FUERON PROFETICAS.

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales.

1.    EL CONOCIDO REFRÁN DICE QUE NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA, sin embargo, Farabundo Martí a escasos 4 metros del paredón de fusilamiento, se escapó de los alcances del citado refrán, y aquí mismo en su tierra natal, por la que murió con toda la entereza de un revolucionario, contradijo al mencionado refrán de manera terminante, y ahí le tenemos en la historia respaldando con hechos su pensamiento para siempre.

2. ENTRE LAS PERSONAS QUE PRESENCIARON EL FUSILAMIENTO DE FARABUNDO y de sus dos compañeros, estudiantes universitarios, Alfonso Luna y Mario Zapata, estaba Jacinto Castellanos Rivas. En el momento en que los militares jalaron al prisionero para colocarlo en el paredón de fusilamiento, Farabundo vio que entre los presentes estaba un conocido suyo, era Jacinto, y al pasar junto a él, Farabundo le dijo: “Dame un abrazo, quiero que seas la última persona que me abrace en la vida, ya que tú vas a ser uno de los nuestros”. Le abrazó de paso y los verdugos continuaron empujando a Farabundo que instantes después, caía con el pecho estallado por los impactos de los balazos con que habían asesinado al más grande revolucionario salvadoreño de todos los tiempos.

3.    DE AQUEL FATIDICO AÑO 1932, cuando fue fusilado Farabundo Martí al glorioso 1959, cuando triunfó la Revolución Cubana, mediaron 27 años para que la historia salvadoreño-cubana, registrara un hecho enaltecedor de la visión profética de Farabundo, que se conoció por medio de la más bella de las formas revolucionarias, que al decir del Comandante Ernesto Che Guevara, “la solidaridad entre los pueblos, es la ternura de la revolución”.

4.   COMO SABEMOS, LA REVOLUCION CUBANA, fue atacada desde que triunfó el primero de enero de 1959, por el imperialismo, las derechas y sus medios de prensa en América Latina. De inmediato el Partido Comunista de El Salvador, PCS, ofreció ayuda solidaria a la Revolución Cubana, y envió a colaborar, en periodismo radial a uno de sus cuadros especializados. Le designaron como editorialista de Radio Habana-Cuba. Fueron memorables por su eficiente orientación, los editoriales que escribía con calor e inspiración sentida, aquel  salvadoreño que firmaba con el nombre de Patricio Fernández Quiroa, y que no era otro, que la última persona que abrazó a Farabundo a sólo unos pasos del fusilamiento, y a quien le dijo: “quiero que seas la última persona a quien abrace porque tú vas a ser uno de los nuestros”.

5.  DE AQUELLA MANERA, Y CON CRECES, se cumplía la visión profética que la inteligencia de Farabundo Martí concibió en el último minuto de su vida. Pero aquello no era todo, ya que, cuando los militares salvadoreños al servicio de la oligarquía asesinaron a Farabundo, Jacinto Castellano Rivas, que era secretario de Casa Presidencial, reflexionó hasta el dolor acerca de los crímenes e injusticias cometidos por los terratenientes del El Salvador, asesinando a millares de patriotas a fin de mantenerse en el poder económico y político explotando al pueblo. Jacinto Castellano Rivas, después de 1932 ingresó al Partido Comunista de El Salvador, y ahí estudió la doctrina marxista para servirle al pueblo.

6.   JACINTO CASTELLANOS RIVAS NO HIZO SóLO LO DICHO,  sino que educó a sus hijos en la doctrina revolucionaria que creyó que era la más justa y única con la que se podría cambiar las miserables condiciones de vida de los trabajadores salvadoreños. De aquel modo su hijo mayor, Raúl Castellanos Figueroa, fue miembro del Partido Comunista, y como gran cuadro marxista-leninista, fue en los años 1954/1956, uno de los refundadores del Partido Comunista del El Salvador, PCS, que había sido casi exterminado por la represión militar anticomunista y anti-popular en 1932, que impuso el dictador Maximiliano Hernández Martínez. Como todos debemos saber, los militares y los terratenientes asesinaron alrededor de 30,000 campesinos, acusándolos falsamente de comunistas.

7.  RAUL CASTELLANOS FIGUEROA hijo de Jacinto Castellano Rivas (último que abrazo a Farabundo), fue uno de los dirigentes mejor formados por el Partido Comunista que se reconstruyó, y fue parte de la Comisión Política del mismo. Era un economista y una persona muy culta. Con él hablábamos los miembros de izquierda de la Generación Comprometida, de poesía, historia, cine, música, estética… Fue compañero del Comité Central junto con Jorge Arias Gómez, Schafik Handal, Virgilio Guerra, Daniel Castaneda, Miguel Ángel Cea, Rafael Aguiñada Carranza y otros grandes marxista de la Comisión Política que valoraron con profundidad la importancia que los intelectuales revolucionarios formaran parte del Partido Comunista, como lo hizo en su momento el Comandante Fidel Castro en Cuba.

8.  RECOMIENO A LA JUVENTUD que no ha tenido la oportunidad de conocer la historia de la lucha del pueblo salvadoreño que la investigue, y sobre todo la vida de Farabundo Martí y sus compañeros revolucionarios. La juventud debe saber que la historia de la solidaridad del pueblo salvadoreño hacia el pueblo cubano data de casi de siglo y medio, ya que en 1896 el poeta Doroteo José Guerrero (1844/1920), le canto a la memoria del Titán de Bronce, Gral. José Antonio Maceo, diciendo, “Murió en la arena el gladiador cubano” y continuaba expresando “No desfallezca Cuba ante esa muerte, que enardece al indómito soldado. Escrito está: España ha de perderte dentro del siglo del hombre emancipado”. Y otro poeta, Isaac Ruiz Araujo (1850/1881), manifestando la solidaridad hacia el pueblo cubano y a su lucha en la primera guerra (1868), le cantó solidariamente: “¡Sonó la hora por fin!/ ¡Desgarra Cuba de esclavitud el andrajoso manto”!. Y recordando las hazañas de Carlos Manuel de Céspedes, dijo “¡Salve, Céspedes, salve! Tu memoria./ de gente en gente con tu idea irá/ que  en las páginas de oro de la historia/ con diamantes tu nombre escrito está” (Cien Años de Poesía en El Salvador, Rafael Góchez Sosa y Tirso Canales, 1978, Edit.  M. Gallardo).

 

Baje libros gratis de mi página web.  www.tirsocanales.com

 

miércoles, 27 de enero de 2021

ENTREVISTA AL RECONOCIDO ESCRITOR Y POETA SALVADOREÑO TIRSO CANALES SOBRE SU OBRA LOS CORONELES Y OTRAS TRAGEDIAS SALVADOREÑAS.

Por Víctor Alvarado.

Dedicado a nuestro pueblo salvadoreño, hombres y mujeres, a fin de que profundicen sus ideas de la situación salvadoreña actual.

Pregunta 1.- Víctor Alvarado

- He leído la primera y segunda ediciones del libro de su célebre obra Los Coroneles y Otras Tragedias Salvadoreñas y necesito que me explique y a los lectores, ¿porqué del título de esta obra?, ya que de la primera edición a esta fecha han transcurrido 41 años de haber salido a circulación.

Respuesta Tirso Canales

- Como puedes darte cuenta hace 41 años la obra Los Coroneles y Otras Tragedias Salvadoreñas ya estaba formulada, pero tú sabes que dada la amplitud del dominio policial que ejercía el gobierno político de los militares en El Salvador, era difícil publicar un libro con este título o con el título de obra Los Coroneles y Otras Tragedias Salvadoreñas y divulgar su contenido. Ya que no había editores en el país que se hicieran cargo de publicar libros de este tipo, que ejercieran denuncia contra el régimen represivo que imponían los gobiernos para someter a su voluntad reaccionaria al pueblo salvadoreño. Aunque había lectores que querían leer en revistas y libros estas publicaciones no se lograba imprimirlas por la misma situación de terrorismo político ideológico que los militares impusieron en el país desde el 2 de diciembre de 1931. Una gran mayoría del pueblo salvadoreño está convencida de que la existencia de una institución parasita como el ejército resulta una verdadera tragedia económica. Cuando Costa Rica suprimió el ejército en 1948, pudo aumentar el presupuesto en educación en un 7%, la diferencia entre Costa Rica y El Salvador es muy bien conocida en la región.

Pregunta 2.- Víctor Alvarado

- Entonces ¿Cuáles eran los medios de divulgación de los escritores, principalmente los de la Generación Comprometida, que casi todos eran de izquierda, por ejemplo Roque Dalton, Roberto Armijo, etc. que eran compañeros suyos?

Respuesta Tirso Canales

- Los escritores que publicábamos relatos o poemas con contenidos que denunciáramos la represión brutal que ejercían los militares a los trabajadores, estudiantes e intelectuales, específicamente los de la Generación Comprometida de la cual formo parte, no encontrábamos dueños de imprenta que quisieran publicarlos porque se exponían a que les cerraran o les secuestraran las imprentas como ocurrió en numerosas oportunidades. Los escritores divulgábamos nuestros relatos y poemas en hojas mimeografiadas y entregadas manualmente en las entradas de las fábricas y dentro de las universidades.

Pregunta 3.- Víctor Alvarado

- Poeta ¿por qué la primera edición de esta obra fue impresa en Costa Rica y la segunda en El Salvador?

Respuesta Tirso Canales

- La primera edición de la obra Los Coroneles y Otras Tragedias Salvadoreñas que contiene ocho relatos testimoniales de denuncia que fui escribiendo en distintas ocasiones y perfeccionando en momentos que me quedaba tiempo, porque a la vez que trabajaba como empleado bancario tenía que estar realizando mis tareas clandestinas de activismo literario. Por ello cuando me traslade a Costa Rica en 1977, por indicaciones del Partido Comunista Salvadoreño, para realizar allá mis tareas revolucionarias, encontré mejores espacios, porque ese país conoció en carne propia lo dañino que resultaba el ejército y los militares para el desarrollo de su democracia, y por eso lo liquido de manera definitiva en 1948, cuando se negó a entregar el poder al Lic. Francisco J. Orlich, que había ganado en elecciones democráticas la Presidencia de la Republica, con el Partido Liberación Nacional, fundado por el Político José Figueres Ferrer, Comandante General del levantamiento armado, provocando que el pueblo se alzara en armas y sostuviera una guerra civil que derrotó al ejército. El Compañero escritor y Comandante Guerrillero Carlos Luis Fallas (CALUFA, autor de la famosa obra Mamita Yunai), militante del Partido Comunista, tenía su puesto guerrillero de combate en el Alto de Ochomogo, entre Cartago y San José. Por esta razón la primera edición de obra Los Coroneles y Otras Tragedias Salvadoreñas se imprimieron diez mil ejemplares que se agotaron rápidamente, porque el pueblo costarricense estaba acostumbrado a leer denuncias revolucionarias en contra de las actuaciones antidemocráticas militaristas.

Pregunta 4.- Víctor Alvarado

- ¿Que tareas fue a realizar a Costa Rica por encargo de su partido?

Respuesta Tirso Canales

- En 1977 me marche a Costa Rica para hacerme cargo de la Dirección de NOTISAL, que era la Agencia Internacional de Noticias del Partido Comunista de El Salvador y que tenía mucha influencia internacional, para dar a conocer todo lo que ocurría en nuestro país. Además en la fecha que he mencionado, yo era un perseguido político de los militares que por haber sido Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Universidad de El Salvador, STUS, nos perseguían con desmedida saña por nuestras  ideas políticas.

Pregunta 5.- Víctor Alvarado

- Porque la portada es de Mario Flores Macal.

Respuesta Tirso Canales

- Porque Mario Flores Macal cuando vivía en Costa Rica, era investigador de problemas sociales de la Universidad de Costa Rica, dirigía el Anuario Universitario de la Universidad de Costa Rica, UCR, me dijo que un amigo de él estaba preparando un dibujo y que él estaba escribiendo un prólogo que quedaría perfecto para esta edición y con un dibujo de portada, pero estas se tardaron una semana más y la primera edición se publicó sin el prólogo y sin la caricatura mencionada. Fue hasta en la segunda edición que apareció el dibujo del amigo de Mario Flores Macal y el prólogo de él mismo, la cual se llevó a cabo en El Salvador hasta 1996, en la UCA., después del Acuerdo de Paz de 1992. O sea que los actores salvadoreños de la Generación Comprometida tuvimos que abrir a base de luchas reivindicativas, encarcelamientos, exilios, innumerables represiones, estos espacios literarios para que el pueblo y la juventud puedan expresarse libremente. Divulgar nuestras obras contra la cerrazón de los militares que tanto daño le han venido causado a nuestra patria salvadoreña, que nadie crea que las relativas libertades que ahora existen son producto caído del cielo, sino que son el resultado de una guerra que le ha costado al pueblo miles de patriotas, mujeres y hombres, muchachas y muchachos muertos y desaparecidos que son más de doce mil cuyo paradero hasta hoy se desconoce, porque los militares ni leen, ni escriben y no permitieron que durante mas de 50 años se leyera literatura de denuncia en nuestro país.

Pregunta 6.- Víctor Alvarado

- Ya que la primera y segunda edición de Los Coroneles y otras Tragedias Salvadoreñas se han agotado en las librerías, ¿cuándo piensa hacer otra edición?

Respuesta Tirso Canales

- Los Coroneles y otras Tragedias Salvadoreñas saldrá integrando el conjunto de 17 tomos que constituyen los ejemplares que he denominado Obras Escogidas y que allí habrá en ese conjunto un libro sobre Roque Dalton, sobre Critica de la Primera Poesía salvadoreña y otras. La lectura será muy fácil por el tamaño de letra y no solo saldrá impresa, sino que también, en forma digital para el que lo quiera leer en sus medios electrónicos.

 

-        Me gustaría volver a hacerle otras entrevistas de este tipo en el futuro cercano acerca de su obra.

-        Tirso Canales. - Con mucho gusto

 

27 de enero de 2021.